Inventario GEI y Proyección de Emisiones

La neutralidad climática al 2050 en Quito, es el camino que ya hemos trazado, como propuesta para conducir los esfuerzos de resiliencia y sostenibilidad. Asumimos la meta de generar una suficiente capacidad de respuesta para enfrentar las amenazas de un clima cambiante; y de no emitir más de 190 millones de toneladas de CO2 en este plazo, que representa nuestra responsabilidad y fracción global de huella de carbono para no aumentar en más de 1,5°C la temperatura del planeta (Informe Deadline 2020 de C40).

 

Esta neutralidad climática también supone la priorización de prácticas sostenibles en nuestros bosques, arbustos, páramos y cultivos; en donde aprovechando la función natural de fijación de carbono, se fundamenta el mecanismo de compensación de huellas climáticas del DMQ.

Documentos relacionados

La huella de carbono que genera Quito DM, debe proyectar una tendencia de reducción, y se origina en las actividades de movilidad, manejo de los residuos sólidos, consumo de energía de los sectores industrial, productivo y domiciliario, la agricultura en la parte rural y el cambio del uso del suelo.

 

El camino a la neutralidad de la huella de carbono es producto de un oportuno desempeño de sostenibilidad aplicado en las actividades que la generan, con el monitoreo constante de la meta de reducción, y con la compensación de emisiones.